Tailandia día 7: Excursión Aldea Tribu Akha y Templo Blanco

Riiiing, Riiiing, sonaba el despertadora a las 7h, nos despertamos con muchas ganas, hoy iba a ser un día intenso! Teníamos contratada una excursión semi privada con guía en español. Era un tour de 13 horas (3500 baths por persona, unos 89€).                            

La excursión incluía:

– Transporte en minivan en grupo de máximo 8 personas
– Guía acompañante de habla española
– Todas las entradas y actividades recogidas en el itinerario
– Agua ilimitada incluida
– Recogida y vuelta al el hotel
– Seguro de Viaje

Nos pasaron a recoger por el hotel a las 7.30 h de la mañana y fuimos a recoger a otras 3 parejas españolas que estaban en otros hoteles y pusimos rumbo hacia Chiang Rai.

La primera parada fue en el espectacular Templo de Wat Rongkun, más conocido como el Templo Blanco, ya que al estar recubierto de cristales la luz lo hace resplandecer.

Historia y detalles del Templo Blanco de Chiang Rai

Llamado oficialmente Wat Rong Khun, este templo de estilo budista, que mezcla también elementos del hinduismo y de la cultura pop, es más conocido como Templo Blanco por razones obvias. Es obra del artista plástico y diseñador local Chalermchai Kositpipat, quien comenzó el proyecto por su cuenta y riesgo en 1997. Desde el primer momento el templo fue muy polémico y criticado por el gobierno, monjes budistas e importantes personalidades tailandesas, quienes consideraban que aquello no era arte tailandés. Sin embargo, y pese a no estar aún finalizado al 100%, el éxito del Templo Blanco es innegable dada la cantidad de turistas que atrae cada año (cerca de 1 millón).

Es un recinto bastante pequeño que se puede recorrer en poco menos de una hora.

Los exteriores del templo blanco representan el infierno. Aquí os dejo algunas fotos para que veáis lo impresionante que es.

El templo blanco por dentro representa el paraíso, podéis alucinar viendo las imágenes que adornan sus paredes. Personajes como Saw, Doraemon, Kung Fu Panda, Neo de Matrix, Freddy Kruger e incluso Michael Jackson.

Fue uno de los templos más bonito, impresionante y curioso de nuestro viaje a Tailandia. Valió la pena viajar tantas horas para visitarlo!

La siguiente parada fue el Mercado, donde compramos todo lo necesario para comer en el poblado. Fuimos con el guía por la paraditas mirando, fotografiando y comprando. Después nos dejó que diéramos una vuelta para verlo y por si queríamos comprar algo para nosotros o los niños del poblado.

La verdad que da un poco de impresión ver como las moscas van a la carne y el pescado, aunque estén las vendedoras apartándolas con un cartón, realmente daba un poquito de cosa. Mi hermano Antony tuvo que salirse del mercado porque decía que si veía cosas que le dieran asco luego no iba a comer, mientras yo me perdí por el mercado observando cada una de sus puestos…Observando aquellas frutas estrambóticas y bichos extraños que podían comprarse. A continuación os dejo algunas fotos que hice.

Cuando terminamos pusimos de nuevo rumbo al poblado. Pero antes de llegar paramos en una tienda a comprar algunas cosas más para llevarle a los niños. Cuando llegamos al poblado nos estaba esperando una chica muy simpática, ella era Ploy.

Nos llevó a su casa y nos enseño donde comeríamos. Al llegar a la cocina había una mujer esperando para darnos la bienvenida. Era su mamá y nuestra cocinera. Le dimos todos los ingredientes para que pudiera hacernos la comida y le pedí si podía ayudarle a encender el fuego, y aquí tenéis la respuesta 😉

Después Ploy nos invito a conocer su poblado. Fue salir a las calles y miles de niños empezaron a aparecer, nos seguían todo el rato, correteando y riendo, querían jugar con nosotros. Antony se puso a bailar con uno de ellos, fue un momento muy bonito!

Fuimos recorriendo el poblado mientras Ploy nos iba explicando cosas sobre su cultura, sus costumbres y su origen. Al mismo tiempo cada vez nos iban siguiendo más niños y les íbamos ofreciendo galletas, golosinas y bebidas de sabores. Fueron tan mágicos aquellos momentos que jamás podré olvidarlos.

Estos niños de la foto anterior estaban buscando peces metidos en el río. Bendita inocencia que felices son y que bien se lo pasan!

Este momento fue muy gracioso, Antony les enseñó mi nombre iban todos detrás mío llamándome y cuando me giraba se reían y corrían para estar más cerca de mi, y otra vez volvían; SooooooRaaaaYaaaa! Que momentos…Inolvidables!

Nos hicimos unas fotos con algunas personas del poblado, mirad que grupo fantástico formábamos.

Cuando llegamos a casa de Ploy ya estaba la mesa preparada con todo un gran manjar! Estaba todo riquísimo!!!

Después de comer nos despedimos con mucha pena de Ploy y su família y partimos hacia Chiang Mai. No antes si pararnos en unos arrozales y unas vistas increíbles!!

Y después de disfrutar de estas preciosas vistas y de hacernos unas cuantas fotos bonitas ya nos dirigimos hacia los hoteles, había sido un día largo..muchas horas de coche pero sin duda un día INOLVIDABLE!!

Espero que os haya servido de ayuda este post!!!

Si es así podéis compartirlo en vuestras redes sociales….con un sólo click!!

Muchas gracias!!

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *