Tailandia dia 16: Koh Samui

Hoy tocaba cambio de isla, Koh Samui nos esperaba. Después de desayunar fuimos al puerto para coger un ferry que nos llevaría a esta bonita isla.

Desembarcamos en Koh Samui a mediodia y cogimos un taxi para que nos llevara a nuestro hotel. Allí dejamos nuestras pertenencias y salimos a buscar el restaurante por el cual habíamos viajado a Koh Samui.. se llamaba; TAPAS BARCELONA. Quería terminar el viaje poniéndole un broche de oro y sorprendiendo así a mi hermano con una comida  en este restaurante. El dueño era un chico catalán y llevaba unos años viviendo en Koh Samui donde había abierto este lugar donde todo lo que cocinaba era con productos importados de España.

Y SI, nos apetecía acabar el viaje comiendo comida de casa. Así que unas tapitas no?

                                                     Pa amb tomàquet

Chocos

Queso brie con mermelada y sangría

                                                   Tortilla de patatas 

Y la sangría que no falte!

Todo lo que pedimos estaba riquísimo! Degustar cada uno de estos sabores cuando se está lejos de casa…no tiene precio!!

Después de comer fuimos a la calle principal a pasear y a buscar un lugar para darnos un buen masaje para terminar así el día como unos reyes.

Decidimos entrar a Cyan Spa, era un lugar súper chulo y sus ofertas eran muy atractivas, elegimos masaje a 4 manos con vistas al mar, totalmente recomendado! Aquí os dejo algunas fotos para que os hagáis una ligera idea de lo increíble que era el lugar.

Para empezar una limpieza de pies en agua tibia…

Después nos llevaron a la sala donde nos harían el masaje…y vaya vistas!!!

Sencillamente espectacular, el mejor masaje de mi vida . Masaje cálido, sin dolor,  deteniéndose en cada punto del cuerpo, muy muy relajante y que decir de las vistas? Sin palabras!

También tengo que decir que aunque fue un masaje espectacular la primera sensación fue como de acoso sexual, tantas manos sobre mi cuerpo, moviéndose al compás..una  sensación un tanto peculiar! La cuestión es cerrar los ojos, dejarse llevar y disfrutar.

Y asi fué..después de una hora y media de masaje las chicas nos dejaron las toallas para ducharnos y nos llenaron el jacuzzi para disfrutar durante 30 minutos de la relajación que aquel lugar brindaba..

Se os ocurre mejor manera para acabar el dia en Koh Samui?

Espero que os haya servido de ayuda este post!!!

Si es así podéis compartirlo en vuestras redes sociales….con un sólo click!!

Muchas gracias!!

Tailandia dia 15: Relax en Koh Tao

Hoy era nuestro día de desconexión total, relax absoluto, donde el único objetivo era  disfrutar y relajarnos.

Nos levantamos y fuimos a desayunar a un sitio muy chulo que había cerca del hotel donde preparaban unos bowls de frutas y yogur impresionantes!

Después de desayunar nos tumbamos en las hamacas de la playa del hotel y a tomar el sol, no había relojes, ni tiempo establecido para nada hoy! Solo vivir y sentir la paz que aquel lugar transmitía!

Cuando llegó la hora de comer fuimos al restaurante del hotel y allí comimos, hoy se aplicaba la ley del mínimo esfuerzo!

Más tarde empezó a llover así que tuvimos que ir a refugiarnos a nuestra casita, donde tampoco se estaba nada mal..teníamos una super vistas!

Como veis en esta foto parece que fuera a haber un tornado…Mirad como se junta el cielo con el mar, impresionante!!

Antony y yo estuvimos contemplando desde la habitación como llovía en el paraíso, donde incluso con el cielo tapado y negro tenía una estampa de película.

Hoy era un día perfecto para desconectar y vivir la isla como se nos mostraba, escuchando desde la cama el sonido de la lluvia contra el mar.

Mañana cogíamos un avión hacia Koh Samui, empezaba la recta final del viaje así que había que aprovechar cada instante al máximo.

Espero que os haya servido de ayuda este post!!!

Si es así podéis compartirlo en vuestras redes sociales….con un sólo click!!

Muchas gracias!!

 

 

Tailandia día 14: Día en Banana Rock

Hoy habíamos quedado con Ana, ya que su pareja (Víctor) iba a hacer un curso de buceo y pasaría toda la mañana fuera.

Así que después de desayunar, mapa en mano empezamos a caminar y a adentrarnos en playas cruzando resorts y disfrutando de cada momento, como con este columpio que disfrutamos como niños al verlo!

Encontrábamos playas privadas de los resorts donde no había apenas gente, además nadie te decía nada por quedarte allí..Pero nuestro objetivo era llegar a la playa Banana Rock!!

Nada más llegar te encuentras con un bar el llamado “Banana Rock”, subímos y allí no había nadie!! Nadie me refiero que no había dueños, ni camareros, nadie…Almacén abierto, y vía libre. Tenían la nevera con un candado para que no se llevara nadie las consumiciones.. Así que entramos a ver que se cocía allí dentro…

Estas son las vistas desde el Banana Rock en medio de un silencio increíble..

Antony y yo nos pusimos detrás de la barra a simular que éramos Bartman o Bartwoman, fue muy divertido!

Aprovechamos también para tumbarnos en sus hamacas y relajarnos..estaba siendo tan estresante el día ..jajaja!

Nos encontramos que tenían de decoración lo que parecía una cabeza de Ñu!

Y después de campar a nuestras anchas por el bar, fuimos a gozar de la bonita y desértica playa que teníamos…

Nos lo pasamos en grande buscando cangrejos por las rocas..pero de golpe se empezó a nublar y empezó a llover así que tuvimos que refugiarnos en otro bar que había al final de la playa que ese si estaba abierto. Allí estuvimos tomando cervezas hasta que llegó Victor y comimos y bebimos, y seguimos bebiendo!

Cuando ya dejó de llover, volvimos al hotel para descansar y relajarnos en la piscina privada de nuestra Villa…Hay placeres en este mundo que si se puede hay que vivirlos y este era uno de ellos!

Espero que os haya servido de ayuda este post!!!

Si es así podéis compartirlo en vuestras redes sociales….con un sólo click!!

Muchas gracias!!