Día 5: Tres días en la selva de Borneo

Spread the love

Tres de los mejores días de nuestra vida, una experiencia increíble. Vivir en la selva 3 días a bordo de un klotok ( barco de madera) viendo monos, cocodrilos y lo mejor de todo, viendo orangutanes en libertad.

Esta es la historia de nuestra gran experiencia en la selva de Borneo.

Llegamos pronto al aeropuerto, nuestro vuelo salía a las 07.55h.

En las pantallas empezaba a poner » Delayed» …y yo cada vez estaba más nerviosa, habíamos cogido el primer vuelo que iba hacia Borneo para poder llegar a tiempo al primer campamento de Orangutanes.

Como vimos que la cosa iba para largo nos fuimos a desayunar a un Starbucks que había dentro del aeropuerto.

Y nuestro vuelo no iba a ser menos …anunciaban que sufría un súper retraso retraso.

En Indonesia es muy frecuente que se retrasen los vuelos. Me dio mucha rabia porque no quería perderme el primer campamento de orangutanes que abría a las 15h!

Sobre las 12 h estábamos embarcando. Ahora sí, empezaba la aventura.

Es importante reservar el vuelo a primera hora de la mañana para llegar el primer día y poder visitar el primer campamento de orangutanes.

Pero antes de nada, os voy a contar un poco en qué consiste esta experiencia única de tres días en Borneo.

Parque Nacional Tanjung Puting

El Parque nacional de Tanjung Puting  es un parque nacional en la provincia de Kalimantan, parte indonesia de la isla de Borneo, siendo famoso por su contribución a la conservación del orangután.

Dentro de Tanjung Puting podemos encontrar varios centros de investigación y rehabilitación de orangutanes y otros primates. Estos centros tienen como misión la acogida y rehabilitación para la vida salvaje de los orangutanes desplazados por la deforestación en otras zonas de Borneo.

Tanjung Puting es el mejor lugar del mundo para ver a los orangutanes en su hábitat natural

En el parque hay tres centros dedicados a la conservación del orangután:

Tanjung Harapan:

En este centro podemos encontrar orangutanes recién llegados y es aquí donde pasan su primera etapa de rehabilitación en un hábitat semisalvaje.

Desde el puerto de Kumai, donde cogemos el klotok, a Tanjung Harapan hay 20 km, se tarda dos horas aprox.

Lo ideal es llegar el primer día por la mañana para que de tiempo a visitar Tanjung Harapan a las 15:00 que es cuando les dan de comer y hacer noche.

Pondok Tanggui:

En este centro se lleva a cabo la segunda etapa del proceso de rehabilitación. Se les hace seguimiento pero evitando el contacto humano.

Después de esta etapa, se puede considerar que el orangután puede regresar a la selva con éxito.

Desde el primer campamento Tanjung Harapan hasta Pondok Tanggui  hay 10 km, se tarda 1 hora aprox y les dan de comer a las 9:00 de la mañana.

El segundo dia es ideal para visitar el campamento por la mañana para ver como les dan de comer y de ahí al siguiente campamento. l

Camp Leakey:

Éste es el más antiguo, fundado en 1971 hoy sirve como centro de investigación y acoge a orangutanes de todas las edades, a los que se puede ver fácilmente merodeando por el centro.

Desde Pondok Tanggui a Camp Leakey hay unos 10 km, se tarda 1 hora y les dan de comer a las 14:00 de la tarde.

Empieza la aventura

Llegamos al aeropuerto y allí nos estaba esperando un chico (no recuerdo su nombre ahora..) nos subimos en su coche y después de un trayecto de unos 15 minutos llegamos al puerto, la entrada al Parque Nacional de Tanjung Puting, donde estaban amarrados todos los klotoks, nuestra casa flotante durante los próximos 3 días.

Como llegamos tarde a causa del retraso del avión, nuestro guía nos dijo que lo mejor sería dejar las cosas en el barco, comer en el pueblo e ir en lancha rápida al primer campamento, porque si íbamos en klotok no llegaríamos a tiempo ya que va mucho más despacio. Así que eso fue lo que hicimos, dejamos nuestras cosas y nos fuimos con el guía a comer. Después de comer nos estaba esperando en el puerto una lancha para ir al primer campamento.

Íbamos a toda velocidaaad! Aquel paseo en lancha fue súper divertido!!                        De repente a nuestro guía le entró el hambre, así que decidió parar en la orilla y saltar a la selva a cortar un fruto del árbol..

Y como si de un trofeo se tratase lo colocó en la popa de la lancha y a seguir navegando!

Llegamos al primer campamento a la hora prevista..Suerte de la lancha porque sinó nos lo hubiéramos perdido!! Nos adentramos a la selva y llegamos a las plataformas donde daban de comer a los orangutanes.

Es impresionante, porque les ponen la comida, les hacen unos silbidos para llamarlos los llaman y ves como poco a poco van apareciendo de entre la selva y de rama en rama de los arboles van apareciendo los orangutanes que vienen a la plataforma a comer. Costó como unos 20 minutos en que apareciera el primer orangutan. Hay que saber que a veces están muy lejos y tardan en llegar o incluso puedes llegar a irte y no ver  a ninguno o solo a uno..

De repente, se oían el sonido de los árboles y podíamos ver como desde lejos venían más orangutanes que iban saltando de rama en rama. Cuando bajaban cogían los plátanos y se los metían todos en la boca, se metían un montón a la vez!!

Estábamos todos en silencio, rodeados de selva y sólo se oía los sonidos de la naturaleza y el movimientos de las ramas de los árboles cada vez que un algún orangután se acercaba para coger su comida.

Otro sonido que se repetía, era el de nuestras cámaras de fotos… Estábamos todos alucinados y captando las imágenes…

Después de estar embobadas mirando cuanto sucedía a nuestro alrededor, decidimos que era hora de marchar, nuestro klotok por fin nos esperaba en el muelle.

Klotok

El barco estaba equipado con cocina, baño y ducha, donde la  tripulación del klotok está compuesta por el capitán del barco, el ayudante, la cocinera y el guía. La parte de arriba del barco se aprovecha para hacer vida social, comer y dormir donde por la noche ponen unos colchones finitos con mosquiteras.

Alucinamos al subirnos.. estábamos a punto de vivir una de las experiencias más espectacular y salvaje de nuestra vida!!

Y de repente.. el klotok arrancó y se puso en marcha…. Nos sentamos en nuestras hamacas  y comenzamos a sentir un subidón increíble…

Aquí tenéis un ejemplo de lo relajado que fue nuestro paseo por el río…

 

Es casi imposible ponerle palabras a la sensación y emoción que sentí al notar el viento en mi cara, mientras escuchaba el silencio estando subida en la popa del klotok.

Si venís a Indonesia, tenéis que vivir la experiencia, es realmente increíble!

Mónica se dedicó a observar monos narigudos y macacos que saltaban de rama en rama.

Empezó a anochecer y amarraron el klotok a unos troncos que habían a orillas del río.

Nos sirvieron una deliciosa cena y nos prepararon la cama con la mosquitera para dormir.

Vaya manjar!! Estaba todo tan rico!!!!!

Debo reconocer que tuvimos que apagar las luces y quedarnos solo con el alumbrado de las velas ya que empezaron a venir muchísimos mosquitos y era un poco incomodo comer así!! Así que a cenar con una luz tenue, que así era más romántico, jeje!!

Y de esta manera acabábamos nuestro primer día en la selva de Borneo! Había sido un día muy intenso y mañana nos esperaba un gran día!!!

Espero que os haya servido de ayuda este post!!!

Si es así podéis compartirlo en vuestras redes sociales….con un sólo click también me ayudaréis a mi!

Si tenéis cualquier duda podéis dejarnos un comentario y os ayudaremos en todo lo que podamos.

Y no olvidéis de suscribiros al blog para ser los primeros en enteraros de todo!!

Muchas gracias!!

 

6 Comments

  1. Faina

    Holaaa!! Que experiencia tan chula!! Nosotros vamos en abril pero aún no hemos reservado el tour. Si son tan amables y nos podrían decir con qué guía lo realizaron ??

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *